¿Es la ansiedad algo prejudicial para el ser humano?

image

Buenas blogeros y amantes de la psicología, hoy me he dispuesto hablaros de un trastorno muy común que los psicólogos tratamos a diario y cada vez es más común en mí consulta. Así que hoy la ansiedad será mi objetivo en este post.

Muchos de nosotros acudimos al psicólogo por sentir que no podemos más y que todo se nos va de las manos, que se nos hace grande el pequeño mundo en el que vivimos, creándonos unos síntomas desagradables que nos asustan muchísimos. LA ANSIEDAD no es más que una emoción innata de los seres vivos que funciona como mecanismo de defensa ante situaciones de peligro. Cuando percibimos un peligro nuestro cerebro manda señales a nuestro sistema nervioso para que provoque los síntomas fisiológicos necesarios y así poder racionar ante la amenaza in situ. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando esa amenaza no es real y nos sentimos hipervigilados por los síntomas ansiosos?: pues que nuestro cuerpo al estar en tensión durante un tiempo determinado se cansa de dicha tensión emocional y nos produce un miedo irreal.

Vamos hacer una actividad conductual: cerrar los ojos y empezar a respirar con la boca abierta muy rápido durante 2 minutos aproximadamente, una vez terminado levántate bruscamente de la cama o el sofá y tómate las pulsaciones. Si lo hacéis os daréis cuenta que os habréis mareado y que vuestro corazón late más deprisa de lo común. No os asustéis ya que lo único que ha pasado es que habéis hiperventilado por lo que habéis obtenido más oxígeno en sangre dándole más actividad a vuestro corazón. Esto es justo lo que ocurre cuando sentimos ansiedad. Es decir, cuando sentimos miedo de algo o hacia alguien el cerebro manda una señal para que empecemos a respirar más rápido y así nuestro corazón se preparará para bombear más rápido y empezar a enviar más sangre a nuestros músculos para que se tensen y podamos huir lo más rápido posible. Ahora bien, si no utilizamos dicho mecanismo nuestro cuerpo se cansará y notaremos un descenso de nuestra energía provocándonos un estado de ánimo bajo.

Cuando nacemos, nuestro cerebro empieza a aprender y a percibir cosas que nuestros familiares nos habitúan a ellos (el habla nativo, alimentación, responsabilidades y hábitos etc…), dependiendo de cómo aprendamos o manifestemos algunas situaciones traumáticas, aprenderemos unos pensamientos en el cual lo habituaremos para crear conductas y así formar nuestra personalidad en sí. Cuando vamos creciendo, nuestras responsabilidades serán mayores y dependiendo de nuestra disposición de aprendizaje en la infancia o el pasado manifestaremos ansiedad patológica o no.

Así pues, tenéis que automatizar que la ansiedad no mata ni destruye (sé que se pasa mal y aveces nos da tanto miedo que somos capaces de aprender técnicas compulsivas para aliviarla e incluso nos aferramos a los ansiolíticos para dejar de sentir dicha emoción).

La ansiedad es la madre de varios trastornos como: hipocondria, TOC, estrés, fobias, ansiedad generalizada e incluso aparece en los cuadros depresivos en sí. Cuando la ansiedad lo habituamos como una amenaza es capaz de quitarnos el sueño, él hambre, tener pensamientos delirantes (ejemplo de la celopatía crónica), pero no OLVEDEMOS QUE NO MATA SOLO NOS AVISA DE QUE ALGO NO VA BIEN EN NUESTRA VIDA.

Un consejo paliativo para la ansiedad es coger una bolsa de plástico y respirar en ella cuando nos sintamos mal y debemos repetirnos que la ansiedad no mata. Muchas veces son provocadas por los famosos pensamientos irracionales anticipatorios ( ¿Y si….?), dichos pensamientos anticipatorios es inevitable no tenerlos ya que todo ser vivo tiene miedo en varias situaciones pero ¿Es el miedo algo malo?, no amigos mío, el miedo es una emoción sana, lo que no es sano es el pánico.

Así que, os aconsejo que todas las noches toméis una bolsa o simplemente os tapéis la nariz y la boca con las dos manos mientras respiramos unos 5 minutos (eso hará que baje los niveles de oxígeno en sangre y suba el dióxido de carbono para menguar nuestra ansiedad) mientras pensamos en algo que nos guste o nos agrade. Os sorprenderá mucho los resultados si tomáis esta práctica como un hábito.

Si tenéis dudas o cualquier pregunta sobre el tema, podéis dejar comentarios en el cual contestaré con mucho gusto.

Dr. Fco. Isaac Quirós Rojas, Colegiado AN-07376
psicologoquiros@gmail.com

2 comments: On ¿Es la ansiedad algo prejudicial para el ser humano?

Leave a reply:

Your email address will not be published.