¿Qué es la Fobia Social?

img_0008

Buenas blogeros y amantes de la mente humana, hoy me gustaría hablaros sobre la ansiedad social o fobia social. Desde que me especialicé en los trastornos de ansiedad y sus derivaciones, empecé a tener muchos pacientes con problemas sociales creándoles ansiedad el simple hecho de saludar por la calle, a familiares y compañeros de trabajos. Recuerdo un caso muy impactante para mi ya que este paciente llegó a consulta derivado de atención primaria porque no sabían porque llevaba más de 10 años con ansiedad ocasionándole a veces pánico y cambiando medicación cada cierto tiempo. Me comentaba que le gustaba su trabajo, era administrativo (funcionario) y aunque trataba constantemente con gente siempre se sentía inseguro. Comentaba que la ansiedad sólo aparecía en situaciones sociales como reuniones, cenas de empresas, amistades etc.. pero no reconocía que tuviese ningún problema con ellos.

La fobia social es un miedo irracional y desproporcionado a un cierto número de situaciones de interacción social. La persona que lo padece, está convencida de que actuará de manera incorrecta, ridícula, humillante etc… que a veces nos son conscientes de ellos. Obviamente, la fobia social, como todas las demás fobias, viene acompañada de su madre “LA ANSIEDAD”, provocando síntomas fisiológicos, que cómo ya he descrito en algunos de mis artículos, no son agradables para ser humano pero os recuerdo que no es dañina si sabemos controlarla. Siguiendo la historia de mi paciente, en dos sesiones reconoció que cuando tenía 18 años tuvo un hecho traumático en una exposición de una asignatura del bachillerato, en el cual recordaba como todos sus compañeros se reían de él porque dijo una palabra mal. Nos dimos cuenta que desde pequeño siempre había sido una persona con inseguridades y sus padres le presionaban para que tuviese valor en la vida. Cuando le comenté que lo de lo que sufría realmente era de fobia social, no lo encajaba porque él trabajaba cara al público diariamente, pero ¿en qué pensaba cuando tenía que exponerse a situaciones sociales?,¿le beneficiaba?… sus pensamientos irracionales eran tan automáticos que lo veía normal en él. Cuando empezamos a trabajar con la modificación de pensamientos y exposición sistemática, se dio cuenta que su ansiedad iba disminuyendo.

En definitiva, en la fobia social, la persona tiende a protegerse EVITANDO afrontar situaciones en que se siente mal o, una vez en ellas (era el caso de mi paciente), realizando maniobras defensivas destinadas a que los demás no se den cuenta de lo que le está sucediendo. Debemos diferencia dos tipos de fobias: la fobia social específica (cuando estos miedos aparecen centrados en una gama mínima de situaciones sociales, como por ejemplo hablar en público); y la fobia social generalizada (por el contrario, se da cuando los temores aparecen ante una amplia gama de situaciones sociales, como por ejemplo amistades, familias etc…). Sinos damos cuenta, las situaciones siempre aparecen para crear nuestros pensamientos pero es un error EVITAR las situaciones para cambiar el pensamiento, lo que haremos es todo lo contrario, CREAREMOS MÁS MIEDOS Y ANSIEDADES A LARGO PLAZO.

Los pensamientos de las personas con fobia sociales son muy parecidos entre sí, ya que lo temido es hacer el ridículo o no saber actuar ante situaciones relacionados con las habilidades sociales (saludos, despedidas, entablar una relación etc…). Poco a poco las personas se van encerrando en su mundo y sus pensamientos cada vez se hacen más creíbles, llegándoles a creer que son inútiles, pocos eficaces y muy introvertidos.

El tratamiento más eficaz, actualmente, es trabajar con el paciente sus miedos irracionales y exponerlos para que se den cuenta de que lo que piensa no es tal como ellos creen. Las exposiciones irán de menor a mayor ansiedad, trabajando a su vez el control de la ansiedad mediante relajación y meditación. En otras ocasiones, el paciente viene ya medicado o hay que medicar para que baje su ansiedad o suba su estado anímico para poder trabajar lo mejor posible en terapia (son los menos, pero los hay), pero no os preocupéis “la medicación está para eso y una vez paliado el problema se irá reduciendo”.

Así pues, como siempre digo, los pensamientos son los que nos hacen ven o creer cosas que relativamente no son ciertas. Yo, en mi consulta, explico a mis paciente que el ser humano nacemos con un mecanismo teórico llamado modus ponems, donde el ser humano relaciona los pensamientos por sus similitudes que a veces puede ser ciertos y otra veces no, para ello les comento que no podemos dar por válido un pensamiento hasta que se demuestre lo contrario a ello (es lo que llamo experimento conductual). Hay personas que están más entrenadas y por eso no manifiesta ningún tipo de problema emocional pero en muchas ocasiones, dada la educación, las creencias, su personalidad etc… no somos capaces de contradecir las reglas mentales por lo que nos provocan malestar, pero ¡ TODO SE APRENDE! y aprender es evolucionar.

Cualquier duda o problema que os plantéis, no dudéis en escribirme, en el apartado de esta misma página, en dudas y preguntas.

Dr. Fco. Isaac Quirós Rojas, colegiado AN-07376
psicologoquiros@gmail.com

Leave a reply:

Your email address will not be published.