MIEDO A LAS ENFERMEDADES

Saludos blogeros y apasionados de la psicología, hoy me gustaría hablaros de la hipocondria. Pero antes de nada me gustaría dejaros un cuento que merece la pena leerlo:


Un ratoncito estaba angustiado porque tenía miedo al gato. Un mago se compadeció de él y lo convirtió en gato. Pero entonces resulta que el gato empezó a sentir miedo al perro, motivo por el cual el mago lo convirtió en perro. Una vez perro, empezó a sentir miedo a la pantera y el mago lo convirtió en pantera. Por este motivo empezó a temer al cazador. Llegados a este punto el mago se dio por vencido y dijo:
-Nada de lo que yo haga por ti te va a ser de ayuda porque siempre tendrás corazón de ratón.

                                 

Si analizamos es cuento nos daremos cuenta que todo ser humano tiene miedo a todo lo desconocido y eso es lo que nos hace buscar soluciones irracionales como compulsivos en una obsesión. Pues una persona con hipocondria es igual a ratoncito que deseaba cambiar de ser para estar más seguro de sí mismo. Me explico, cuando una persona tiene miedo sufrír una enfermedad va al médico para reasegurar su compulsión y aliviar su ansiedad de su falsa creencia de que puede estar enfermo pero al poco tiempo no está conforme con lo que le dicen y busca desesperadamente a otro profesional para que le reasegure otra vez lo mismo. 
Los psicólogos clínicos llamamos esto “el círculo vicioso” que hace que la ansiedad a corto plazo disminuya pero a largo plazo lo que hacemos es alimentar nuestro miedo a la enfermedad. En mi consulta intento explicar a los paciente con este problema que la compulsión es lo primero a eliminar y por ello unas de las pautas 
Yo desde mi experiencia profesional y mi formación, os puedo asegurar que la ansiedad no mata y que somatizamos dichos síntomas creyéndonos que pueden ser una enfermedad que nadie lo detecta. Y es normal que pensemos eso ya que los síntomas están, lo sentimos y lo manifestamos o canalizamos de esa forma. 
No obstante, debemos recordar que si la parte orgánica está descartada no debemos temer nada de padecer algo orgánico y de ahí la derivación al psicólogo para poder trabajar y comprender dichos miedos que le crean la ansiedad en sí.
Lo primero que debemos aprender en la terapia es que las ENFERMEDADES no vienen solo con síntomas ansiosos, y si es verdad que son parecidas ya que la ansiedad actúa sobre nuestro sistema nervioso estimulando a nuestro cerebro algunos neurotrasmisores para que huyamos del peligro. Al fin y a cabo es lo que hace la ansiedad y para eso está, pero no olvidéis que la ansiedad no mata, solo es un mecanismo de defensa que tenemos como seres vivos para prepararnos sobre la lucha y la huida.

principales es posponer la compulsión o el deseo de saber o reasegurar si tiene o no 
una enfermedad. Las creencias más comunes en estos pacientes son : tener Sida, Cáncer o padecer un infarto. Todo ello produce un estado ansioso que lleva a la persona a padecer en un 70% un ataque de pánico. 

El tratamiento mejor y con mayor eficacia es la cognitiva conductual, donde el psicólogo clínico enseñará a los paciente a interpretar dichos síntomas mediante técnicas como: restructuracion cognitiva, exposición y prevención de respuesta, desensibilizacion sistemática y sobre todo darle respuestas racionales a los síntomas manifestados por el miedo a la enfermedad (que no es otra cosa que miedo a la muerte).

La hipocondria es una rama de la ansiedad y hay que trabajarla en conjunto. Así pues, no temáis a este tipo de trastorno ya que se trabaja muy bien y podemos darle solución.

Dr. Fco. Isaac Quiros Rojas, Colegiado AN-07376



Leave a reply:

Your email address will not be published.