¿MIEDO AL MIEDO?…. NO TEMER A VUESTRAS PROPIAS EMOCIONES.

 

Buenas blogeros, todos hemos sentido miedo cuando estamos en peligro o ante una amenaza inminente. Asi que hoy me gustaría hablaros de algo muy común en mis consultas: “MIEDO AL MIEDO”.

¿SABÍAS QUÉ?: El miedo es una emoción “fundamental”: universal, inevitable y necesaria. Como todas las especies animales, el ser humano está programado por la naturaleza y la evolución (a través de una serie de cambios fisiológicos relacionados con el sistema nervioso autónomo y el endocrino), para que de manera instintiva sintamos miedo ante la percepción de peligro.

DOS TIPOS DE MIEDOS

Miedo Racional o lógico: Es una alarma bien establecida. En su activación, el miedo sólo se dispara en el momento apropiado, ante un verdadero peligro, no ante una posibilidad o el recuerdo de un peligro. Por otro lado, en su regulación el miedo normal desaparece rápida y fácilmente (yo le explico a todos mis pacientes que el miedo es como una campana por lo que cuando llega su máximo, esta, automáticamente baja por si sola), el miedo disminuye.

Las principales reacciones que solemos presentar frente al miedo suelen ser el ataque, la huida, la paralización o las conductas sociales de sumisión frente al elemento dominante.

Miedo irracional: Corresponde a una alarma mal ajustada tanto en la activación como en la regulación de nuestra percepción. En este sentido, una activación anormal se produce cundo el miedo se activa con demasiada frecuencia en umbrales de peligrosidad muy bajos. En esta línea, una regulación anormal es una alarma mal ajustada que puede degenerar en pánico incontrolable. Teniendo esto en cuenta, el miedo patológico cuesta controlar y calmar y tiene tendencia a reanimarse con facilidad. Por ellos, Al miedo patológico se le llama fobia.

DIFERENCIA ENTRE MIEDO Y FOBIA

¿Cómo podemos diferenciar el miedo de la fobia?:  En primer lugar, el miedo muy intenso (fobia), puede llegar a provocar un ataque de pánico. Además, suele ser incontrolable (un ejemplo que os puedo poner de un paciente en concreto, que llegó a consulta contándome que las técnicas de relajación que estaba aprendiendo en una asociación no las podía hacer en el momento del ataque de ansiedad… ¡stop!, pero quién os han dicho qué eso se pueda hacer. Tenéis que tener en cuenta que el cerebro en ese momento no está para la concentración y lo único que verás es miedo o la sensación que puedas padecer: es mas cómodo en esos momentos cogerte las manos y respirar con ellas junto a tu boca, subirá dióxido en sangre y tu corazón dejará de bombear). Por otro lado, la persona que sufre este miedo agudo tiende a evitar los objetos o situaciones fóbicas y, en caso de afrontarlo, el sufrimiento es extremo. En suma, el miedo patológico o fobia afecta la calidad de vida.

La fobia, además, se caracteriza por unos rasgos muy característicos que se manifiestan en su emoción básica, el miedo. Así, las emociones que genera la fobia son:

Ansiedad: Miedo anticipada. Vivencia asociada a la espera, al presentimiento ó a la proximidad del peligro, (yo les llamo los ISIDOROS… ¿Y SI…..?).

Angustia: Ansiedad con numerosos síntomas físicos, pánico, terror, pavor: intensidad extrema.

¿CÓMO ENFRENTARSE AL MIEDO?

Aquí llega lo que el Psicólogo Clínico debe trabajar con el paciente para que vaya controlando sus miedos.

Lo primero que debemos hacer (en mi caso trabajo de dicha manera con buenos resultados) es modificar las creencias irracionales que el paciente manifiesta o lleva manifestado durante mucho tiempo. Una vez discrepado y debatido todos ellos, empezaremos con los diálogos socráticos, la técnica del quesito etc… para dar una respuesta más racional a los “ISIDOROS” ,  y si?…). Tras varias sesiones empezamos a crear los ítems de anclajes (los miedos del paciente enumerados de menor a mayor ansiedad) para crear exposiciones en consultas y poder luego el paciente aplicarlos fuera de ella.

Es el momento de la verdad y a muchos, aunque hayamos debatidos sobre los miedos y los suyos en concretos, le crean ansiedad, pero al final consiguen exponerse y se dan cuenta que no es lo que creían realmente.

Tiene su parte buena y su parte mala…. La parte buena es que al final te liberas de una forma que te sentirás con un estado anímico de motivación elevada. La parte mala es que ir al psicólogo para los miedos no es grato para el paciente ya que deberá exponerse a muchos de sus miedos ( con objetivo cortos nunca largos) que le pueden crear más ansiedad, pero como siempre digo: LA ANSIEDAD ES UNA EMOCIÓN MÁS QUE DEBEMOS REGULARIZAR Y NORMALIZAR SIN DARLE LA MAYOR IMPORTANCIA.

SEGÚN MI QUERIDÍSIMO ALBERT ELLIS; LA MENTE SE ADAPTADA A LO QUE LE DEMOS, POR LO QUE AFRONTAR LAS ADVERSIDADES Y TRANSFORMARLAS EN CREENCIAS RACIONALES PUEDE SER LARGO Y DURO; PERO AL FINAL NUESTRAS EMOCIONES SON MÁS SANAS DANDO RESPUESTAS CONDUCTUALES MÁS CONSTRUCTIVAS.

 

Dr. Fco. Isaac Quirós Rojas, Colegiado AN-07376

psicologoquiros@gmail.com

PD: podéis comentar y preguntar si tenéis dudas en apartados y preguntas del blog. 

2 comments: On ¿MIEDO AL MIEDO?…. NO TEMER A VUESTRAS PROPIAS EMOCIONES.

Leave a reply:

Your email address will not be published.