¿Qué es la terapia cognitiva conductual?

cond
Buenas tardes blogeros y apasionados de la psicología, como o dije en mi último artículo, voy a comentaros el tema de la psicología clínica y sobre todo del tratamiento psicológico avalado y demostrado científicamente por el COP y la OMS.
Cuando hablamos de terapia a tod@s se nos viene a la cabeza la escena famosa con el diván y una persona a tus espalda haciéndote preguntas y anotando cosas del pasado (esa terapia es la que dio el paso a la psicología y gracias a nuestro padre Freud hemos podido avanzar e investigar más sobre la conducta humana), “El psicoanálisis “. Hoy por hoy el psicólogo es un facultativo más en el hospital junto a los médicos y farmacéuticos, por lo cual, nuestras consultas nos separan de los pacientes mediante una mesa. Las terapias de corte cognitivo conductual se basa en la evidencia y consiste en explicar al paciente sobre el por qué de su problema mediante una entrevista en la primera consulta para poder trabajar desde el minuto uno en la modificación de conducta. “SÍ” como acabáis de leer, yo digo y redigo a mis pacientes que los psicólogos con ámbito sanitario o clínicos no queremos cambiar a la persona sino modificar su forma de pensar ya que el pensamiento es lo que nos hace sentir y actuar sobre algo o hacia alguien.
El ser humano utilizamos la lógica para razonar y sacar conclusiones pero en la lógica hay fallos que nos hace ser irracional y actuar de una manera que nos pueden hacer daños. Vamos a poner un ejemplo (este ejemplo siempre se lo explico a mis pacientes en la primera consulta para que entienda el objetivo de la terapia): En una empresa el jeje quiere despedir (por motivos de la propia empresa) a tres de su plantilla, y eligen a tres en concretos (en el cual llamaremos A, B, C). Pues bien, al trabajador A tras ser informado sobre su despido empieza a insultar y se va de malas maneras (por dentro se está diciendo: serán mal nacidos, por lo que yo dado en esta empresa etc…). El trabajador B empieza a llorar tras ser informado de su despido ( interiormente piensa: seguro que me han despedido porque me puse enfermo una semana y no me han crecido, no he dado la talla, soy un fracasado etc…). Por último, el trabajador C tras ser informado de su despido solo le da las gracias por haberle dado trabajo en su momento y humildemente asume las consecuencias (por dentro piensa: uf ahora en paro tendré que buscarme otro trabajo pero no puedo hacer nada de momento…). Si os dais cuenta el trabajador A es de rasgo impulsivo, B rasgo depresivo y dramático y C rasgo sano. Lo que os acabo de narrar es algo muy común en nosotros y es que ser humano interpretamos los pensamientos de distintas formas y de ahí que nuestras emociones pueden ser sanas e insanas. En la narración de antes, los tres trabajadores tenían 3 cosas en común, LA SITUACIÓN (EL DESPIDO), pero cada uno ha reaccionado de una manera diferente dependiendo de su aprendizaje o educación.
La cognitiva conductual no pretende crear personas pasotas ni felices permanentes para que no les afecten las situaciones sino más bien intenta educar y enseñar al pensamiento que debe ser más racional ante las situaciones para obtener emociones sanas ( una emoción sana también es la tristeza, que de esto hablaremos en otra entrada). Este tipo de tratamiento se basa en dar explicaciones a las conductas del paciente y de sus reacciones ante situaciones. No es fácil, ya que el profesional debe y tiene que estar formado en clínica y tener experiencia en ello para poder hacer tratamiento de este tipo. Luego cada profesional, ya preparado y formado, le dará un toque de su esencia para hacerlo diferente a los demás compañeros de profesión (PERO NUNCA DEBE CAMBIAR LAS REGLAS).
Por eso, ir al psicólogo no es solo hablar del pasado ni de los traumas cada vez que vaya a consulta sino indagar sobre tus pensamientos para poder trabajar sobre ellos. Yo personalmente mando tareas a casa para que vayan practicando lo explicado y razonado en consulta y puedan aprender sobre su errores o creencias irracionales. Así es la cognitiva conductual, algo apasionante y difícil de aprender pero no imposible y permanente en el tiempo, por eso se la denomina terapia breve. Y creerme que hacer terapia cognitiva conductual no es hacer psicología positiva (otro tema que ya hablaremos y qué hacer más mal que bien) sino enseñar a los pacientes que las emociones son normales (el duelo, la ansiedad, el miedo etc..todo están ahí por algo, algo que hemos interpretado a nuestra manera y cuando se automatizan pueden generar malestar: obsesiones, depresiones, rasgos atípicos de personalidad…).
A veces, para poder trabajar bien con nuestros pensamientos necesitamos algún complemento químico, LOS FAMOSOS ANTIDEPRESIVOS Y ANSIOLITICOS (QUE HAY MÁS TIPOS Y NO SÓLO ESTOS). Por eso, los psicólogos con ámbito clínico o sanitarios, estamos a favor de ellos para que los pacientes puedan trabajar mejor en su terapia, y no por tomarlos ya debemos considerarlos como locos, o otras muchas más cosas que me han comentado muchos pacientes durante mis consultas. Como siempre digo, todo es un equilibrio: el fármaco es un % más a sumar para hacer a 100% nuestra modificación al cambio.

ASÍ PUES, NO DEJÉIS QUE UN PSICÓLOGO OS DIGA QUE SI TENÉIS UN TRASTORNO X, TENGÁIS QUE CAMBIAR O DEJAR COSAS PARA MEJORAR. OS ADVIERTO, QUE NO ES UN BUEN PROFESIONAL QUIEN HAGA O INTENTE HACER ESO, PORQUE COMO YA OS HE COMENTADO, EL PSICÓLOGO MEDIANTE SU DIÁLOGO SOCRÁTICO OS DA HERRAMIENTAS PARA QUE SAQUÉIS LAS RESPUESTAS CORRECTAS Y DE AHÍ LA MODIFICACIÓN DE LOS PENSAMIENTOS.
 
Dr. Fco. Isaac Quirós Rojas, Colegiado AN-07376.

Leave a reply:

Your email address will not be published.